...PINCHOS Y CANAPÉS...: ESTOFADO CON MAGRO DE CERDO #diadeltuper. RECUERDOS DEL PASADO.

miércoles, 2 de mayo de 2012

ESTOFADO CON MAGRO DE CERDO #diadeltuper. RECUERDOS DEL PASADO.



Toca #diadeltuper en twitter. Esto me remonta al pasado, a cuando trabajaba y vivía en Madrid. ¡La de veces que habré comido "de tupper"!. Tenía jornada contínua y mi horario era de 9am a 5pm con tan sólo unos 30 minutos para comer. En la empresa había una cafetería y allí comía con mis compis..Carol, Raquel S., Ascen, Rita, Malu, Consuelo... 
No comía con Raquel G. alias Raquel Welch que era cómo yo la llamaba a veces, pero también la quiero nombrar y a Elsa..Marisol "Esedía" jaja ellas ya saben a lo que me refiero, Isi (más majaaa), Rosa Bur, Clara..y podría seguir y seguir y seguir y seguir...María E., Patri, Ana R. y Mar, con la que estuve trabajando tan sólo unos meses porque luego yo tuve a mi primer hijo y pedí un año de excedencia y cuando regresé ya no estaba en la empresa. Perdí el contacto con ella, pero hace poco la vi en una foto. Estaba con Sus de Webosfritos. ¡Resulta que Mar también tiene un blog! Y claro, no dudé en ponerme en contacto con ella. ¡La vida es un pañuelo! ¿verdad?.

¡Y cómo no nombrar a María! LLegó a la empresa cuando a mí me quedaba ya poco tiempo de estar en Madrid. La conocí en el trabajo pero como éramos vecinas, volvíamos siempre juntas a casa. Por la mañana no quedábamos porque yo llevaba otro ritmo. Podría decir que el embarazo de mi segundo hijo, Daniel, lo viví con ella. El caso es que María se convirtió también en alguien muy especial para mí. Gracias a ella pude aprender muchas cosas, las más importantes, las que no se ven, pero sobre todo algo que me encantó: el Lenguaje de Signos, aunque sólo aprendí algunas cosillas... Y ayer, mi querida María, me dió una gran alegría. También se ha hecho bloguera, convirtiéndose así en la primera signobloguera que conozco, haciendo que me sienta orgullosa de ella y feliz por haberla conocido. Os dejo su enlace. No dejéis de visitarlo. 

Gracias a todas las veces que tuve que llevar comida al trabajo, aprendí que los platos de cuchara son perfectos para el tupper: albóndigas, estofados, legumbres, cocido sin fideos..etc). El pescado es más delicado, pero si lo haces a la plancha, es mejor dejarlo un pelín crudo y acompañarlo con pisto manchego o asadillo por ejemplo y luego al calentarlo en el micro se termina de hacer. He de decir que el pescado evitaba llevarlo y lo dejaba para cenar o el fin de semana. La carne mejor empanada porque a la plancha se quedaba algo seca, pero bueno, también se acompañaba con alguna cosita como hacía con el pescado. Lasagna también muy buena para llevar. No la calentaba porque me gustaba a temperatura ambiente. Pasta en general  también se puede llevar en tupper. Si llevaba ensalada, la aliñaba a la hora de comer. En un tarrito pequeño llevaba ya mezclado el aliño.Y la fruta, pues cualquiera vale. A veces llevaba melón en el tupper, pelado y cortado, sandía...Y no se estropeaban. El resto la pelaba allí.

Seguro que me dejo algo en el tintero pero tampoco quiero cansaros porque aún me queda explicaros cómo hago el estofado aunque no tiene misterio ninguno y creo que casi todo el mundo sabe hacerlo. Son esas comidas que aprendemos gracias a nuestras madres.

Me gusta echarle pimiento rojo seco. Los de la Mancha son los mejores. Por su carne, por su intenso sabor y por el color que le dan a la comidas. Me gusta echarle piñones que suele pelar mi padre...al pobre le tenemos de pelador oficial de almendras, nueces, piñones y avellanas. Unas veces le echo vino blanco, otras vino tinto, otras cerveza y otras hasta sidra natural...¡si! sidra natural..un culín sin escanciar y sale bastante rico. En esta ocasión lo he hecho con sidra.

Las patatas se las compro a un hortelano que vive en un pueblo cercano al mío. No entiendo porque en el super hacen tanta distinción entre unas y otras patatas. Las del hortelano, sirven para todo y están ricas de cualquier manera. 

¡Ah! se me olvidaba. Lo bueno de las comidas de cuchara es que se pueden congelar. Lo que yo hacía era comer las patatas el día que lo cocinaba y congelaba un platito de carne con salsa para otro día. Así evitaba estar cocinando cada día. Así que, en el caso del estofado, si tuviese que llevar tupper al trabajo, hoy tocaría con patatas y la semana que viene o a la otra tocaría sin ellas. Ya sabéis que no están ricas si se congelan.
También congelaba macarrones cocidos o arroz, pero los dejaba un poco duros porque luego al descongelarse se ponen algo más blandos. Así que, para comerlos como recién cocidos me dí cuenta de que lo mejor era cortarles la cocción unos minutos antes de que estuviesen al dente y así, el día que quería comer pasta, sólo tenía que preparar la salsa.
Cuando trabajas y tienes niños aprendes a congelarlo todo todo todo con tal de ahorrar tiempo en la cocina.

Y el super truco: Yo era incapaz de calcular la cantidad de comida en el tupper, así que, lo que hacía era echarla en un plato y luego al tupper. De esta manera nunca llevaba de más y nunca sobraba.

Y ahora si, los Ingredientes:

500g de Magro de Cerdo
2 Patatas 
2 hojas de Laurel
1 Pimiento Rojo Seco
1 Cebolla grande muy picada
1/2 Pimiento verde
Ajos (se los echo enteros y suelo echarle 5 o 6 dientes)
Piñones o almendras machacados en el mortero
Vino blanco (aunque ya os he dicho más arriba que se puede hacer con más cosas)
Sal
Aceite de Oliva Virgen Extra
Agua
Harina (yo no le echo, lo dejo cocer y cocer..las patatas le dan el puntito al caldo)

Preparación:

Sofrío la cebolla y el pimiento verde junto con el pimiento rojo seco, laurel y los ajos enteros.

Cuando todo está casi sofrito, añado los piñones, las patatas rotas y la carne. Doy vueltas y dejo unos minutos.

Si queréis echarle harina, este es el momento.

Luego echo el vino y al cabo de un rato el agua. Rectifico de sal y lo dejo cocer hasta que quede una salsa espesita, de esas para mojar pan y que son un pecado.

El tiempo no se deciros, la verdad. Me pasa ya lo que a las madres que no saben de tiempo ni de cantidades. Sólo os digo que lo dejo cocer bastante. Las patatas son muy buenas y no se deshacen. Por eso evito las del super entre otras cosas...

Me gusta echar el pimiento rojo seco en trozos grandes porque me gusta comer su carne mezclada con las patatas o el magro.

Y ya está,,afortunadamente he podido llegar al #díadeltuper. Pensé que no me iba a dar tiempo y al final, casi escribo mi biografía.

Si queréis podéis ver el #diadelbocadillo y el #diadelpincho

Logo como siempre gracias a la generosidad y buen hacer de @pasardelaire


Para ver la lista de participantes pinchad este enlace @malenasintango 

33 comentarios:

  1. Que pinta más buena este estofado, platillo ideal para llevar a la ofi por ejemplo, quedarás divinamente y serás la envidia de los colegas ;)
    besos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, ideal. Creo que es de esas comidas que si se comen al día siguiente de hacerlas, están más ricas.

      Eliminar
  2. muchas gracias por tu dedicatoria por mi...pero a ti también para mi lo eres..te conoci en la empresa y también vecina...eres especial para mi, como amiga...un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  3. jajaj,a mi tambine me pasa lo de calcular las cantidades,y tambien lo he hecho asi a veces...por cierto,tendras pan,no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que tengo pan. Deberíamos invitar a Jose Mota. Lo mismo viene jajajaa . No se me olvida el día que nos habló en twitter. Qué frikis! jajaja

      Eliminar
  4. Un plato con sabor. Me parece que después de tomartelo vas a necesitar una siesta. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso era lo malo de mi época en Madrid, que después de comer no podía echar siesta. Saludos

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Pues sabe mejor querida María. :-P . Besos

      Eliminar
  6. Muchas gracias por esta preciosa entrada con historia y muchos recuerdos. Aportan a los platos un sabor muy especial. Visitaré el blog de tu amiga!!! Besos ;o))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elena. Mi amiga está empezando, pero me parece genial que se haya metido en este mundo. Ella tiene mucho que aportar. Entrar a su blog, te da qué pensar...

      Eliminar
  7. Me encantan los estofados y este tuyo tiene una pinta estupenda. Yo para calcular hecho tres cacitos si es comida única y dos si llevo un segundo, por floji y no ensuciar más :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que cada maestrillo tiene su librillo. El caso es pillar la medida porque es fácil pasarse si comes de tupper. Besos

      Eliminar
  8. Me encantan los platos de cuchara y este está superior. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos pimientos dan un color y un sabor espectacular a las comidas. Será eso! Besos

      Eliminar
  9. Graci, pues si la comida del tuper es aasí, no me importaría comer fuera de casa, qué cosa más rica de guiso
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está mal que yo lo diga,,pero es que es verdad. Está muy rico. Unas buenas patatas y un buen pimiento, hacen milagros con la salsa. Besos

      Eliminar
  10. Original y eficaz truco el que nos cuentas... una receta deliciosa, pero pan también habrá que llevar... que rico madre!!! BEsos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro...hay q contar con el pan siempre!

      Eliminar
  11. Uy! Con esto me mancho la camisa en el trabajo y me tengo que llevar media barra de pan para mojar. Qué bueno. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja me recuerdas a alguien! A mí no..a una persona q conozco...vamos! a mi marido! jajaja

      Eliminar
  12. Con esto de estudiar fuera de casa, yo también me he aficionado a los tupper y la verdad es que los platos de cuchara son un aliado genial
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo bien que se come de cuchara!! tienes toda la razón..besos

      Eliminar
  13. Fíjate si hace tiempo que no pasaba yo por aqui en un ordenador sentadito como toca que no había visto el super cambio de look fantástico

    del tuper que decirte que en breve lo pondre en práctica porque compre carnecita de estofar hace unos días nada más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cambio de look...a ver lo que me dura! Hasta q me canse del azul...Y yo hace ya casi 5 años que no como de tupper por eso lo asocio a mi pasado...besos.

      Eliminar
  14. Recuerdos del pasado y actuales, esta receta es de las que no tienen edad. Ja ja ja Muy rica ¡¡¡

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, los recuerdos del pasado son por mi etapa en Madrid, cuando comia de tupper. Está claro q el estofado no tiene edad. Es de esas comidas que siempre han estado y seguirán estando en todas las casas. Besos

      Eliminar
  15. Una receta muy rica,pero creo que estas recetas no pasan de moda o eso creo yo,besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MªJosé opino lo mísmo que tú. Son comidas de siempre y para el tupper, perfectas! besos

      Eliminar
  16. Graci me ha gustado mucho la entrada con su historia y todo...le echaré un vistazo a los enlaces que nos hablas de tus amigas. Yo también he medido alguna vez que otra el contenido del tupper con un plato jejeje, son gajes del oficio cuando comía fuera de casa. Sobre el guiso decirte que nunca lo he probado con piñones pero la pinta es estupenda. Bezitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ralu, pues los piñones le dan buen gusto. A mí me encanta..aunque también lo suelo hacer con almendras...Besos

      Eliminar
  17. ahora son las 22:26hs aca en paraguay, intente y me salio espectacular, hasta a mi me sorprendio como me salio la cena, muy buena receta, hice con el juguito espeso como para meter el pancito mmmmm pero en vez de vino solo encontre vodka en la heladera jejejejeje salio esplendido igual

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...